LA GRATITUD

June 3, 2018

Empecemos primero por la etimología de gratitud, la palabra gratitud proviene de la raíz latina gratus, que significa “agradable; bien recibido; beneplácito”. Esta raíz, adicionalmente, también dio origen a otras palabras relacionadas, tales como gratis, gratificación y gratuidad. Como podemos ver, la raíz latina gratus, al igual que todas sus palabras derivadas, definen conceptos positivos y deseados. Esto se debe a su raíz indoeuropea gwere, que significa “adorar; entrar en contacto con lo Divino”.

El valor de la gratitud es cuando una persona experimenta aprecio y reconocimiento por otra que le prestó ayuda. No consiste, necesariamente, en “pagar” ese favor con otro igual, sino en mostrar afecto, reconocimiento y guardar en la memoria ese acto de generosidad.

 

“El agradecimiento es la memoria del corazón”

 Lao Tse

 

La capacidad de agradecer es uno de los dones más valiosos del ser humano. Un profundo sentimiento de gratitud te conecta con la felicidad. La felicidad y la ingratitud no pueden coexistir, cuando conectas con la gratitud automáticamente entras en ese estado efímero de felicidad. Asimismo la gratitud esta conectada con el amor, es imposible sentirse agradecido con quien estamos resentidos.

 

Expresar agradecimiento es mucho más que decir “gracias”. El sentir y expresar gratitud requiere un enfoque real en el momento presente, Robert Emmons, investigador y uno de los escritores más prominentes del mundo sobre la gratitud, la define como “una sentida sensación de asombro, agradecimiento y aprecio por la vida.”

 

Muchas veces se estima que de todos los sentimientos humanos, el más efímero es la gratitud. Quizás haya algo de cierto en esta aseveración. Ya que el saber agradecer es un valor en el que pocas veces se piensa. Tradicionalmente nuestras abuelas nos lo decían “de gente bien nacida es ser agradecida”.

Para algunas personas dar las gracias por aquellos servicios cotidianos es muy fácil: el desayuno, la ropa limpia, la oficina aseada… Sin embargo, no siempre es así.

La gratitud implica más que pronunciar unas palabras de manera automática, sino que responde a aquella actitud que nace del corazón, en aprecio a lo que alguien más ha hecho por nosotros.

Una muestra sincera de agradecimiento proviene de un niño cuando con una sonrisa, un abrazo o un beso le agradecen a sus padres un regalo.

En este sentido, estas muestras de afecto constituyen una manera visible de agradecimiento; la gratitud nace por la actitud que tuvo la persona, más que por el bien, ayuda o beneficio recibido.

Practicar la gratitud es muy importante ya que, a menudo, damos por sentado las cosas buenas que tenemos y nos concentramos más en las que no tenemos, para estar agradecidos por algo, es fundamental, darnos cuenta de las cosas buenas, positivas y significativas que tenemos en nuestra vida. Por lo tanto, la primera condición para ejercer la gratitud es la apreciatividad, ya que, para poder agradecer, primero necesitamos ser capaces; de distinguir, resaltar y por lo tanto apreciar y valorar aquello que consideramos muy valioso en nuestras vidas.

 

“Sé agradecido por lo que ya tienes mientras persigues tus objetivos, si no estás agradecido por lo que ya tienes, ¿qué te hace pensar que serías feliz, con más?”.

Roy T.Bennett

 

Manuel de la Rosa

 

 

 

 

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 11, 2018

September 11, 2018

Please reload

Archivo