Las crisis existenciales como cambio de Vida

December 8, 2017

 

 

Las crisis son estados de transición, puntos de inflexión, lo que yo denomino: “ quemar las barcas” una situación que en el argot militar se llama “de no retorno” momentos inciertos en los que existe una máxima tensión entre opuestos y a la vez se hallan cargados de fecundidad. Son en sí mismos momentos óptimos pero dolorosos para el cambio. Las dificultades, tristezas, desafíos, conflictos, recuerdos  y frustraciones se apoderan de nosotros, son las experiencias que posibilitan el crecimiento y la evolución de la conciencia. Cada sufrimiento es un camino  que se abre a otro plano, a otros escenarios, a infinitas posibilidades, encadenadas unas tras otras, el dolor y la pérdida cumplen la función de despertarnos a nuestra verdadera naturaleza primigenia, descubrir quiénes somos y forjarnos en lo que queremos ser y por supuesto en lo que merecemos ser, más allá de la máscara de la personalidad y los condicionamientos sociales. Cuando muere el ego el Alma resplandece.

El dolor, las adversidades, las renuncias obligadas a algunos sueños, nos hacen humildes, destruyen capas de orgullo,vanidad, arrogancia y narcisismo; destruyen capas de egocentrismo, perfeccionismo, rigidez e intolerancia. La humildad se  forja en el fuego alquímico del dolor. El transcender del Alma de la que todos formamos parte va  surgiendo a medida que el ego se va trascendiendo. Por medio de las crisis la coraza egocentrista se va quebrando, se vuelve más fina y transparente, nos hacemos translúcidos y porosos a la vida, el Alma anhela la unidad. Nos quiere unidos y vinculados en el Gran Alma. Unidos en un Amor total a nuestro Ser.


“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra.”

                                                                                                   Eugenio Trias

 

 

 

En el desarrollo personal y espiritual del hombre, hay un proceso llamado: La Noche Oscura del Alma (frase atribuida a San Juan de la Cruz), y es parte del ciclo de nuestra existencia. Cuando existen cambios importantes como un cambio de residencia, trabajo, divorcio, separación, pérdida de un ser amado, y la mayoría de las veces dolorosos, se desata en nuestro interior un cambio en nuestros sentimientos, emociones y en nuestra forma de pensar; definitivamente evolucionamos, maduramos, crecemos  y aprendemos con los cambios radicales que por lo general, generan una crisis existencial (a veces positiva y a veces menos positiva) y nuestra visión y perspectiva de las cosas suele ser distinta a la de antes, con sucesos que cambian nuestra realidad (Como dice mi admirado y maestro Sergio Fernandez: “ o aprendes por discernimiento o aprendes por sufrimiento”). A veces no obtener respuestas a nuestras preguntas, nos da la fuerza, el empuje y el valor para reencontrarnos con nosotros mismos de nuevo, nuestra esencia… descubrir por qué y para qué estamos aquí. La crisis y la soledad, por ejemplo, son motivo para valorar lo que aún tenemos, para confrontarnos y encontrar de nuevo el sentido de la vida, con nuevos caminos, con nuevas personas y nuevos escenarios. Sostenernos después de la tormenta, encontrando la calma y el equilibrio de nosotros mismos que llevamos ahí adentro, pero que por desconocimiento sólo usamos cuando no queda más remedio. La noche oscura del Alma es un proceso que todos pasamos alguna o varias veces en la Vida y que también es conocido como enfrentamiento con la propia sombra. La noche oscura del Alma, más que un misterio es una prueba de resistencia.

 

Un túnel sin aparente salida, un desequilibrio emocional, que por lo general, luego de ser superado, muestra la luz del Camino y entonces, todo parece más fácil. Después del proceso de desahogo, el Alma renace, nuestra creatividad resucita y una vez más nuestra oportunidad para encontrar nuestra felicidad que llevamos dentro.

 

“Para renacer primero hay que convertirse en cenizas…”

                                                                                  Nietzsche.

 

Manuel de la Rosa

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 11, 2018

September 11, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Basic Square
  • Icono social de YouTube